La educación de nuestra mascota

¿Cuántas veces hemos oído quejas al respecto del comportamiento de una mascota? “Mi gato me ha destrozado los sillones”, “mi perro orina en cualquier lado”…

Es cierto que es muy facil quejarse pero lo que no es tan facil y requiere mucha paciencia (en algunos casos) es la educación de nuestro perro, gato… ya que ésta debe empezar desde que son muy pequeños, cuando mayores sean, más tardarán en comportarse como deseamos.

La educación nunca se debería basar en la violencia, nunca debemos golpearlos para restringirles alguna acción. Nunca. Ellos pillarán miedo y es lo último que deseamos, tienen que encontrarse agusto y siendo queridos para que entiendan las cosas, de lo contrario de volverán solitarios y asustadizos.

Lo primero es ponerle un nombre, a ser posible corto, nuestra mascota necesita una palabra con la que sentirse identificado para que sepa cuando van las cosas dirigidas a él (a menudo sabrá incluso cuando hablas de él sin decir su nombre, pero esa intuición es una cuestión aparte). Su nombre debemos utilizarlo para premiarlo, para regañarlo basta con usar la misma palabra siempre y un tono de voz fuerte y “enfadada”, con un NO basta, son animales muy listos y entenderán a la perfección todo.

La educación no trata exclusivamente de regañar las malas acciones, también debemos premiar la buena conducta. Por ejemplo, si queremos que nuestra mascota duerma en un lugar determinado, debemos darle algún tipo de golosina además de tener ese lugar totalmente acondicionado con su comida, agua y lugar donde hacer sus necesidades. Las primeras veces siempre llorarán y querrán estar con nosotros, pero no podemos ceder siempre o terminarán siendo tan mimados que nunca podremos negarles nada.

Igualmente, debemos tenerles preparados juguetes desde antes de su llegada, para que se encuentren agusto y con cositas apropiadas para ellos con las que jugar, mordisquear, un lugar donde arañar en el caso de los gatos. Lo más importante es que ellos se encuentren agusto y tengan un lugar donde desarrollar su actividad, descansar, dormir…

La clave es ser pacientes, ni siquiera los niños son fáciles de educar y no por ello nos desesperamos y los damos por un caso perdido, doy fé de que es posible tener una mascota muy educada hasta el punto de que, si está acostumbrada a dormir en el sofá de casa con una sábana puesta para aislar el pelo de nuestra mascota del tapizado, cuando quiera subirse para descansar, irá en tu busca para que le pongas la sábana.

Escrito por | 28 de Mayo de 2008 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Gatos y Perros

Artículos relacionados

  • Parásitos en las mascotas

    Todos sabemos que para mantener a nuestra mascota sana debemos hacer una visita al veterinario regularmente, especialmente por la...

  • Historia de un gato

    Una familia tenía un gato como mascota, era muy querido, muy mimado, su pelo era cepillado, perfumado, muy cuidado, pero como todo gato se...

  • Gatos graciosos

    Los gatos son animales muy independientes con un carácter muy especial no importa en las condiciones en que vivan siempre tienen momentos...

  • Rescatan perro de aguas del mar Báltico

    Los problemas del perro comenzaron cuando se vio atrapado en el hielo, en un río de Polonia. Antes que se diera cuenta la corriente del río...

  • Perros Agresivos

    Cuando se va a elegir un perro como mascota, se debe saber que raza es y de donde proviene. El que adopte la mascota tiene que saber como...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta