La cetrería

El origen de la cetrería es muy antiguo, puede haber sido en China, ya que hay muchas referencias en escrituras chinas y japonesas en libros anteriores a Cristo.  A Europa occidental parece que llegó con las invasiones de los godos.

La cetrería es el arte de cazar con aves repaces, especialmente con halcones. La cetrería no sólo es domesticar al ave rapaz,  se necesita de una persona experta. Las aves rapaces de cetrería se dividen en dos clases, aves nobles y aves innobles.

La cetrería biológicamente es una simbiosis entre el hombre y el ave rapaz, ya que ambos se benefician.

Félix Rodríguez de la Fuente la definió “como la primera vez en que el hombre no sometió al animal al yugo y al látigo”. El hombre entrena al ave en la caza y la fidelidad, el halcón o azores captura la presa que puede ser un ave, conejo, etc.

La cetrería fue muy usada en la Edad Media, allegada a la nobleza o personas adineradas, aunque no estaba prohibido que cualquier persona la practicara, siendo su auge en los siglos VI al XVI d.c, era, cual tenía el animal más valioso, azores, halcones, o pequeños esmerejones el clero,  la nobleza femenina tenía gavilanes. Con la difusión de las armas de fuego, y por lo caro que salía tener un buen equipo de halcones y un buen halconero, fue perdiendo su popularidad.

En Oriente las poblaciones nómades aún hoy la practican para cazar presas para comer, el rapaz tiene que aprender a ir sobre el brazo del hombre, cuando éste va a todo galope en su caballo, y de ahí salir volando y volver. Se llama pollo al ave nacido ese año que aún no ha cambiado las plumas, prima a la hembra, torzuelo al macho, mejor cazadora es la hembra que es más grande.

Dice un antiguo refrán “ave torzuela ni caza ni vuela”.

Fuente: Cetreria y arte

Escrito por | 20 de Julio de 2009 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Aves

Artículos relacionados

  • Perro Vizsla

    El Vizsla, es originaria de Hungría, es el perro nacional de ese país, según algunos manuscritos existían antes del siglo XIV, es un perro...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta