El Mostruo de Gila

El lagarto, monstruo de Gila, vive en los desiertos de Sonora, Chihuahua y Mohave en América del Norte, cerca del río Gila, es uno de los dos lagartos venenosos que existe. Al tener las glándulas venenosas en el  maxilar inferior tiene que dar un mordisco para inyectar el veneno a su presa. Las mordeduras no son muy dolorosas, por lo general no son mortales para el hombre. Son de hábitos nocturnos, por la noche o en días frescos sale de sus cuevas para cazar, están recubiertos de escamas que les sirve para captar la humedad. Utiliza la lengua bífida, para entrar aire a su organismo, en el paladar tiene los órganos sensitivos Jacobsen, especializado para detectar olores, que le sirve para saber donde está la presa.

Se alimentan de roedores, pájaros, huevos, reptiles. Una vez que la presa es atacada muere enseguida por el veneno del lagarto, luego se traga la presa entera.

Los depredadores del lagarto monstruo de Gila son, el hombre, el coyote, las águilas. Sus movimientos son lentos, sobre sus cuatro patas cortas, arrastrando una cola corta, gruesa, lo que hace que a veces pase días sin poder agarrar una presa o sea sin comer, puede aguantar por la reserva de grasa acumulada en su cola.

Miden entre 45 y 60 cm. El color es llamativo negro con tubérculos de color rosa, anaranjado, amarillo.

Aunque están adaptados a la falta de agua por mucho tiempo, son muy buenos nadadores, una inundación no presenta  problema para los lagartos monstruo de Gila. La hembra pone 12 huevos, que deja en un hueco en la arena húmeda, son del tamaño de un huevo de gallina, las crías nacen al mes.

Existen granjas que crían estos lagartos porque con su veneno la industria farmacéutica saca un componente contra la diabetes.

Escrito por | 8 de octubre de 2009 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta