Medusa asesina en Australia

La medusa irukandji (barnesi de Carukua) habita el mar australiano. Su tamaño no supera los 2,5 cm de diámetro y 1,5 de largo, aunque sus tentáculos miden más de 80 cm, el veneno es mortal, sólo se salva alguno que sea atendido muy a tiempo. Fue descubierta recientemente, debido a que han muerto algunos bañistas que han sido picados por ella. En el 2002 en las costas de la Isla de Hamilton, picó a un bañista inglés que murió a los pocos días.

La bióloga marina, doctora Lisa-Ann Gershwin, dijo, que una nueva y rara medusa asesina está habitando los mares australianos. Ella declaró que la conocía  pero no tenía hasta este momento pruebas. Su veneno es muy potente, muy tóxico y  poco común, 100 veces más potente que el veneno de la cobra. Hay dos equipos trabajando para buscar el antídoto para dicho veneno.

El veneno produce una rápida suba de la presión sanguínea, que puede ocasionar una hemorragia cerebrar, o producir parálisis. La temporada de la medusa es de octubre hasta mayo, se ha recomendado a los bañistas que usen traje de neopreno o trajes de baño de licra para evitar en algo el contacto de la piel con la medusa.

Ben Southall el inglés de 34 años, ganador del concurso “el mejor trabajo del mundo”, poco antes que se le terminara el contrato en la paradisíaca isla de Queensland en Australia, andaba practicando el esquí acuático, con su moto de agua en la isla de Hamilton, cuando fue picado por la medusa y pudo sobrevivir gracias a la rápida intervención de los médicos.

Ben cuenta que antes de desmayarse de dolor sintió como le subía la fiebre, con mucha jaqueca, parálisis parcial del cuerpo y subida rápida de la presión sanguínea.

Ben por vivir seis meses en la isla y promocionarla, cobrará 111.000 dólares, unos 83.300 euros.

Escrito por | 21 de enero de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta