Dentista de mascotas

En muchos países es tan común llevar la mascota al dentista, como llevar a los hijos. En algunos países como México recién está dando sus primeros pasos en ese tema, desgraciadamente en otros lugares aún no se ha comenzado con el tema.

Las raíces de la odontología está en los etruscos, pero la raíz de la odontología canina está en Austria, es una disciplina reciente ya que hace tres décadas que comenzó. Al dentista pueden llevar a las mascotas, por varias razones ya sean estéticas o humanitarias. Si la mascota va a participar de una competencia, de una reunión etc, se debe ver linda y prolija, si se le quiebra un diente hay que arreglárselo.

Pero también se lo puede llevar al dentista porque ellos al igual que los humanos sufren de dolores de muelas, sufren cuando las comidas están calientes o frías, con el viento etc. Actualmente, se sabe más como se deben tratar a los animales y saben que los animales en general tienen sus derechos.

Otro tema es, como saber que la mascota sufre de los dientes o muelas, el animal disminuye la cantidad de comida que come y bebe menos agua. El perro es más resistente al dolor que los humanos, pero al igual que ellos sufren si se les produce una infección que puede irse para los otros órganos. Los tratamientos duran menos tiempo que en las personas, además se le enseña a sus dueños a ajustarle los aparatos cada tres o cuatro días.

Los tratamientos pueden ser, arreglos, prótesis, implantes, resinas, extracciones, brackets,  etc.

Algunos dentistas no sólo atienden mascotas sino que han atendido animales del zoológico como, tigres de bengalas, chimpancés, gorilas, lemures, osos, con los materiales dentales también se han arreglado picos rotos. etc.

Escrito por | 5 de Febrero de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Salud animal

Random Posts

Comentarios

  1. Spa para Perros - Mini Fauna - 9 de Febrero de 2010 | 20:49

    […] mascotas día a día reclaman más atención y cariño de parte de sus dueños,  cada vez tienen mayores […]

Deja una respuesta