Una madreperla como mascota

La madreperla es un molusco bivalvo, formado por dos conchas, en su interior por diferentes motivos se forman las perlas y de sus caparazones se extrae el nácar. Viven en los mares cálidos, especialmente en los golfos Pérsico, de México, en Ceilán, y en California.

A las madreperlas se les llama también ostras perleras, por su gran parecido a las ostras comunes, pero son muy valiosas por su contenido, las perlas naturales. En las ostras se distinguen dos clases de perlas, las del manto o borde y las del músculo. Las del manto  tienen en general formas esféricas y están adheridas al borde que recubre el músculo de la ostra, son las de mayor valor. Las del músculo, se encuentran agrupadas en gran número en el tejido muscular, particularmente en el punto en que éste está pegado a la concha. La formación de la perla es objeto de discusión, unos opinan desde la antigüedad que se debe a la irritación producida en el músculo por la introducción de un grano de arena, otros creen que la perla se forma por un parásito. Cuando el cuerpo extraño penetra, el cuerpo de la ostra reacciona y comienza a cubrir el cuerpo extraño con cristales de carbonato de calcio y una proteína llamada conchiolina formando el nácar, la perla. Esta segunda opinión es más moderna y tiene mayor número de seguidores. Se trata de algo anormal del molusco, que produce millones de perlas en el mundo  y muchos millones de dólares.

Las perlas varían de forma, esféricas regulares e irregulares, en forma de lágrimas. El color varía desde el blanco hasta el negro.

El brillo de la perla depende de la reflexión de la luz, la iridiscencia depende de la refracción y la difracción de la luz en las múltiples capas de nácar que forman la perla.

La costumbre de adornarse con perlas se pierde en el tiempo pero desde la India, pasó a otros puntos de Asia y los fenicios la trajeron a Europa.

Escrito por | 24 de febrero de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Las ranas exóticas - Mini Fauna - 12 de abril de 2010 | 23:45

    […] las ranas exóticas han ido ganando lugar. El hombre que tiene poco tiempo para dedicarle a la mascota, ha derivado su búsqueda hacia animales que puedan estar solos y a los que haya que dedicarle poco […]

  2. La civeta - Mini Fauna - 27 de mayo de 2010 | 0:30

    […] instinto de atacar a pequeños roedores y aves indefensas es bien conocido. Pero la civeta puede domesticarse igual que la mangosta. Se la ha podido criar en cautividad, para la obtención del producto […]

Deja una respuesta