Enfermedades respiratorias en las tortugas

Las tortugas pueden sufrir enfermedades respiratorias causadas por distintos motivos. Uno de ellos puede ser las corrientes de aire, que pueden producir cambios de temperaturas que afecten a las mascotas. Otro puede ser la temperatura del agua del acuario, que contrasta con la temperatura ambiente y eso puede llevar a la tortuga a resfriarse, todas esas cosas lleva a que la tortuga se enferme, de enfermedades respiratorias que si no se atienden a tiempo pueden ser graves.

A la tortuga siempre hay que observarla y más si ya ha tenido enfermedades respiratorias, si se ve que tiene mucosidad o líquido que le sale de la nariz, también hay que observarla si respira de boca abierta o si nada inclinándose para un lado, o no tiene actividades o sea que no tiene ganas de hacer lo que está acostumbrada a realizar, y tiene poco apetito o simplemente no quiere comer, es evidente que algo no anda bien. Ya demuestra síntomas de que su sistema respiratorio no anda bien. Una de las primeras cosas a realizar es aumentar la temperatura del agua, ya que el calor es fundamental para que aumente el sistema inmunológico de las tortugas.

La habitación donde está la mascota debe ser ventilada, pero cuando se ventila se la debe sacar o correrla para que no la vaya a afectar, las corrientes de aire.

Si la mascota después de unos días sigue con mucosidad se debe llevar al médico veterinario para que la ponga en tratamiento porque se puede agravar su estado y si no quiere comer se puede deshidratar.

Escrito por | 8 de Mayo de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Reptiles y Salud animal

Artículos relacionados

  • Noticias de tortugas

    Una especie de tortuga que se había dado por extinguida durante el siglo XIX, se estaría estudiando, porque parecería que los datos no son...

  • Una tortuguera cómoda y tu tortuga sana y feliz

    Si asumes la responsabilidad de tener una mascota de este tipo debes tener en cuenta varias cosas que contribuirán a su salud. Antes que...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta