Sin pulgas ni garrapatas

Las pulgas son insectos muy pequeños, difíciles de ver y muy difícil de agarrarlas, no tienen alas y tienen 6 pares de patas, hay más de 2000 clases de pulgas, pero las más conocidas son las parásitas de las mascotas. Una de sus características son los saltos que dan apoyándose en las patas traseras, con esos saltos es que se van trasladando a los distintos lugares y de animal en animal. Las pulgas se localizan en cualquier parte del cuerpo, su reproducción es muy rápida por eso en poco tiempo la mascota puede tener gran cantidad de pulgas, hay que combatirlas enseguida que el animal comienza a rascarse, porque después puede hasta lastimarse. Las pulgas no sólo molestan cuando pican y producen picazón, sino que pueden transmitir enfermedades. Por las picaduras pueden provocar dermatitis alérgica, pierden el pelo se rascan continuamente, se muerden, y hasta se pueden provocar heridas, que luego se pueden infectar.

Es muy importante desterrar el concepto de que las pulgas vienen porque el animal está sucio, no es así, las pulgas saltan y pasan de un animal a otro y de un patio a otro.

No alcanza con desparasitar a las mascotas, lo primero que se hace es bañar al perro, cepillarlo, y perfumarlo, pero lo más importante es fumigar el entorno. Las pulgas y las garrapatas están en el jardín, en el pasto, en los abrigos, en general en todo lo que usa la mascota y también saltan para la casa. Hay que eliminar las pulgas y las garrapatas del entorno del animal, así cuando vaya recién bañado no se vuelva a contagiar con las pulgas del entorno, por supuesto que las dos cosas hay que hacerlas simultáneamente.

Escrito por | 9 de Mayo de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Salud animal

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta