El gen dulce de los gatos

Después de muchos estudios se ha llegado a develar la incógnita de porque a la mayoría de  los gatos no le gusta las cosas dulce. Muchas veces los gatos están con hambre pero no comen cosas dulces, y siempre ha estado esa pregunta en el aire. Siempre los estudios daban a conocer que los gatos no preferían las cosas dulces, pero no se sabían las razones. Ahora los científicos del Centro Monell de Sensaciones Químicas de Filadelfia y el Centro Waltham para Nutrición de Mascotas de Gran Bretaña, ha descubierto el secreto tanto tiempo cubierto. El gen de los gatos, que corresponde al receptor de lo dulce está plagado de errores o atrofiado, o directamente no funciona.

A principios de esta década fue cuando comenzaron las grandes revelaciones, y los estudios  identificaron  el receptor responsable del sabor dulce en los mamíferos, desde ahí se pasó a estudiar si había alguna diferencia con el receptor del sabor dulce en los gatos.

A partir de ese momento se comenzó a estudiar el ADN, de los gatos, y gracias a eso se pudo estudiar el receptor de lo dulce y descubrieron que tiene dos proteínas ubicadas en la superficie de las células gustativas. El estudio descubrió que el azúcar cuando se comunica con el receptor, envía una señal al interior de la célula, y de ahí al cerebro, y como el gen tiene problemas con lo dulce, hace que los gatos no lo quieran comer.

También se ha encontrado ese problema en el ADN, de otros felinos como el leopardo.

Escrito por | 24 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Gatos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta