Pony muerde a jinete

En una estancia que se dedican a criar ponys, habían de todos los tamaños y de todos lo colores, cual de todos más hermosos. Ellos estaban acostumbrados a pastar libremente por el campo, a jugar con sus cuidadores y todos eran muy felices.

Entre ellos había uno negro muy hermoso, con una altura de 50 cm, con una crin larga que flotaba con el viento. Ese pony negro era uno de los más mimosos y consentidos del grupo.

Un día la estancia se vistió de fiesta, era el cumpleaños del hijo de la casa, todos estaban contentos, el pony también estaba contento con la fiesta, con la gente.

Todos los amigos del festejado asistieron, cuando los muchachos comenzaron a tomar alcohol cambiaron su conducta. Uno de los muchachos, el más alto que medía 192 cm, tuvo la mala idea de montar al pequeño pony negro de sólo 50 cm.

A este pony nunca nadie lo había montado, jugaban con él, pero nadie cabalgaba en él. Este muchacho salió cabalgando en el pony, el pony se veía que estaba furioso y casi no podía con un hombre tan alto, y sacando fuerzas no se sabe de donde dio una voltereta y tiró a su jinete.

El jinete en el suelo quedó boca abajo algo dolorido, y rápidamente el pony dio una media vuelta y se lanzó sobre el muchacho. Ante la sorpresa de todos los que estaban festejando la hazaña, el pony negro de larga crin mordió  la espalda una y otra vez al joven hasta que los amigos vinieron a rescatarlo.  Las marcas de los dientes del equino quedaron para toda la vida en la espalda del joven y al pony negro no lo volvieron a montar.

Escrito por | 27 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Caballos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta