El coatí

Es un animal originario de los bosques y selvas de América, su hábitat se extiende desde el norte de Méjico y llega hasta América del Sur, prefiriendo las selvas y los bosques tropicales. Suelen andar en bandadas y tienen un vigilante, que cuando viene el enemigo chilla y casi todos se esconden, sólo algunos se quedan para enfrentar al enemigo.  Su nombre es originario del guaraní, de coá-tí que significa nariz larga. Según la región donde vive es el nombre que se le da, en Colombia se llama cusumbo, etc. El coatí es un animal muy singular y de un carácter muy complejo, se encariña con el hombre, no le teme y es capaz de comportarse como un animal doméstico, pero se enfada hasta convertirse en hosco y amenazador cuando no se presta atención a sus gracias, que en verdad son muchas y dignas de ser admiradas. Parecen un niño consentido. Es curioso y escudriñador, a la vista de otro animal, lo examina por todos lados, oliéndolo y mirándolo fijamente como si quisiera recordarlo. Igual hace con el hombre, paseando por todas las partes de su cuerpo el alargado hocico olfateador. Si dispone de agua, lava concienzudamente la comida antes de comerla, pero despide un penetrante olor silvestre que no hay desodorante capaz de eliminar.

Los indígenas de América del Sur se han dedicado a la caza indiscriminada de este animal inofensivo y agradable, quizá sea por su manera de comportarse. Se podría decir que ha heredado de algunos osos, el instinto de curiosearlo todo.

A pesar de ello no está en peligro de extinción, últimamente se le ha destruido su hábitat pero tiene buena adaptación a otros lugares y junto al hombre puede vivir bien.

Escrito por | 13 de julio de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta