Alergías producidas por mascotas

Las mascotas son muy beneficiosas para los seres humanos, pero también hay que tener cuidado con ellas porque pueden producir alergias, si la persona está predispuesta a ello. Siempre que se tiene una mascota en casa hay que tener mucha higiene con ella, con las cosas que usa y la persona cada vez que anda con ella, por lo menos debe hacerse un buen lavado de manos y no descuidar debajo de las uñas, si por algún motivo no se puede lavar las manos es aconsejable pasarse alcohol gel.

Los animales más comunes en las casas son los perros y los gatos, pero actualmente los animales exóticos han invadido las casas, en todos lados y sobretodo en España. Da la sensación que tener una mascota fuera de lo común da más importancia a la persona.

Los hurones, arañas, serpientes, iguanas, monos, y otros, aunque esté prohibido su tráfico, igual las consiguen, se arriesgan a las multas y las tienen como trofeo.

Pero esas mascotas hermosas y extrañas también traen alergias desconocidas por el momento, y otras enfermedades.

Aconsejan tener serpientes, por ser buenas mascotas, a pesar de todos los problemas que le puede acarrear a sus dueños, pero los reptiles tienen unas proteínas en la piel, que también se encuentran en la orina, en la saliva, en las escamas, que son las causantes de las alergias.

Las alergias más comunes son el asma, problemas en los ojos, por lo general mucha picazón, rinitis, erupciones cutáneas, pero para todo ello hay distintos tratamientos.

Lo curioso es que más del 50% de las personas que sufren alergias por sus mascotas, no quieren alejarse  de ellas, prefieren hacer un tratamiento médico y tomar remedios.

Escrito por | 22 de agosto de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Salud animal

Artículos relacionados

  • Animales que no producen alergias

    Las personas que sufren de alergias y de enfermedades respiratorias, tienen problemas a la hora de elegir una mascota, ya que siempre están...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta