Mosquitos mutantes

Los científicos de Oxitec Limited con sede en Oxford, crearon mosquitos modificados genéticamente, para luchar contra el dengue.
El dengue es una enfermedad que en muchos casos es mortal, que la trasmiten las hembras de los mosquitos infectados, con su picadura. Dicha enfermedad produce fiebre, dolor muscular, dolor articular y hemorragias. Según la OMS, más de 50 millones de personas se enferman por año y no existe vacuna, ni tratamiento que prevenga la enfermedad, lo único efectivo es que no hayan mosquitos contaminados.
Después de varios años de estudios en los laboratorios, se manipularon genéticamente a los mosquitos machos, para que ayuden en la lucha contra el dengue.
Esos mosquitos son machos estériles y los soltaron en las islas Caimán para realizar el experimento. Se han ido largando en tandas más de 3 millones de mosquitos modificados para que se apareen con las hembras, y así no tengan descendencia, para disminuir su número.
Desde mayo hasta octubre se han liberando esos mosquitos estériles en grupos, tres veces por semana, y se pudo ver que en esos lugares disminuyó la cantidad de mosquito en 80%, si se los compara con otras zonas.
Los científicos están satisfechos por el éxito, del principio de su experiencia.
Pero siempre aparecen los detractores, que argumentan que podrían crear serios problemas en el ecosistema. Porque al disminuir la cantidad de larvas de mosquitos podría afectar a los animales que se alimentan de esas larvas, dicen que si se saca un eslabón de la cadena, sin ser los cambios comunes, no se sabe que consecuencias puede traer, ni que especie puede crecer, ni que nuevas enfermedades pueden aparecer.
Pero los mosquitos modificados genéticamente, viven sólo una generación.
“La naturaleza hace bien su trabajo para controlar sus problemas, hasta que los seres humanos se entrometen”, dijo Pete Riley.

Escrito por | 16 de Noviembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Curiosidades y Noticias

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta