Los fuegos artificiales y los perros

Estas fiestas de fin de año son muy complicadas para los perros, ya que se caracterizan por los cohetes, lo petardos y mucho ruido, que para las mascotas no es lo mejor, ya que el ruido está afuera, pero también se encuentra dentro de la casa.
En muchos lugares se hace ruido, se festeja, y no se tiene en cuenta el sufrimiento de las mascotas y el estrés que esto produce. Si será desagradable para los perros que muchos rompen el lugar donde están, salen corriendo por la calle y son atropellados o se pierden, muchas veces se los encuentra muy lejos de sus viviendas y otras veces no se los encuentra más.
El temor a los ruidos es innato, y se debe sobretodo a la sensibilidad de sus oídos para con los estímulos sonoros.
La capacidad auditiva de los perros es muy superior a la del oído humano. Los perros tienen capacidad para percibir 60.000 ciclos por segundo, mientras el oído humano capta 20.000 ciclos por segundo.
Pueden captar sonidos producidos por las ratas y los murciélagos que el hombre no puede captar.
También son capaces de percibir sonidos a distancia, entre cuatro y cinco veces más lejos que lo que puede percibir un humano.
Para protegerlos lo mejor es ponerlos en una habitación cómoda, con juguetes, comida y agua abundante, se le puede poner música, televisión prendida a un volumen considerable, pero que estén acostumbrados, para amortiguar un poco los ruidos.
Si los perros lo permiten se les puede poner tapones en los oídos, pero no todos los perros lo permiten.
Cuando se puede, se debe dedicar un tiempo cuando hay muchas explosiones de petardos,  para estar con ellos, acariciarlos  y tratar de contenerlos lo máximo posible.

Escrito por | 24 de Diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Perros y Salud animal

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta