El juego en el cachorro

El juego en el cachorro, es muy importante en el adiestramiento de los perros, el dueño es el que debe dominar el juego.
Entre las 2 y 4 semanas ya comienzan a jugar a los mordisqueo, pero poco rato. Los primeros juegos son con la madre y con sus hermanos, pero la madre juega más después del destete.
A las 4 semanas, comienza el período de socialización.
En el juego no se le puede permitir al animal la agresividad, y se le debe ayudar a que inhiba la mordida, la repetición del juego hace que aprendan con facilidad a traer la pelota o el periódico por ejemplo.
El juego no puede faltar en los cachorros que hacen poco ejercicio, les permite gastar energías, siempre debe recibir incentivos y debe enfrentarse a distintas situaciones para resolver.
Muchas veces el cachorro juega con su dueño como si fuera uno más de la manada y hacen juegos de lucha, pero por jerarquía el dueño siempre debe ganar.
También juegan entre los hermanos y así establecen la jerarquía.
El cachorro necesita jugar solo, con una parte de su cuerpo, o con un objeto.
A veces se lo ve saltando, cayéndose, y moviendo distintas partes del cuerpo, así adquiere destreza motriz.
Es muy importante darle objetos propios de ellos para que jueguen y no permitirle que juegue con cosas de su dueño como zapatos, etc, ni permitirle que los tomen.
El cachorro siempre debe saber que cuando está jugando no debe morder, porque no está peleando.
Si la madre lo ve muy agresivo le llama la atención, si el dueño lo ve agresivo también debe llamarle la atención.
El cachorro cuando tiene ganas de jugar  lo hace sentir.
Hay razas más juguetonas que otras, los beagles son la raza más juguetona.

Escrito por | 27 de diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta