El caballo Mustang

El nombre Mustang, deriva de la palabra española que significa sin sueño, también lo llaman Cimarrón o Mesteño.
Su origen es europeo, y descienden directamente de los caballos que trajeron los conquistadores a América.  Los españoles trajeron caballos andaluces, y berberiscos, algunos de estos caballos se escaparon, otros quedaron heridos en las batallas, y de otras maneras lograron su libertad y así se agruparon, pasando a tornarse caballos salvajes. Ellos se fueron cruzando y formando una nueva raza, muy fuerte y resistente, y la naturaleza fue seleccionando a los más fuertes.
Muchos caballos Mustang aún se mantienen salvajes, y fueron los que usaron los nativos, tanto para la guerra como para realizar las cacerías.
En Estados Unidos están protegidos por leyes, si se maltrata o se mata a un caballo Mustang, caen en una grave infracción.
Estos equinos viven en manadas de  15 o más, el grupo lo compone una yegua, potros, y machos jóvenes que aún no tienen dos años.
Cada manada tiene a un caballo, que es el que manda, que dirige y se encarga de vigilar a otros machos, o a los depredadores como los coyotes, pumas, y osos, que acechan a los más jóvenes.
El que manda la manada, da seguridad y protege al grupo, manteniendo siempre el dominio.
Los caballos Mustang son fuertes, rápidos, vigorosos y pueden sobrevivir en medios adversos,  en regiones áridas y en lugares de montaña, comiendo sólo plantas leñosas y matorrales espinosos, no necesitan beber mucho.
El Mustang puede vivir tanto en regiones de calores secos, como en lugares de grandes fríos.
Es un caballo pequeño, tiene el cuello corto y la cabeza pequeña.
Los indios americanos fueron los primeros en domar este caballo salvaje.

Escrito por | 9 de Enero de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Caballos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta