Baltic elige su casa

Baltic es un perro, que hace un año estaba sobre un trozo de hielo en el Mar Báltico, congelado de frío y con mucho miedo, las corrientes se lo habían llevado mar adentro.
En varias zonas de Polonia la temperatura llega hasta 34º bajo cero, por ello Baltic podía haber muerto de frío o ahogado, ya que viajó casi 100 km, sobre el trozo de hielo.
Hacía muchos días que estaba parado sobre ese trozo de hielo, cerca de las costas de Polonia.
El perro se había perdido y no se sabe como llegó hasta ese lugar.
El capitán del navío Báltica, declaró que la tripulación lo divisó, pero no estaban seguros porque parecía una foca, pero uno de los integrantes de la tripulación pudo darse cuenta que era un perro.
La expedición de científicos, se propuso rescatarlo y navegaron hacia él sin perderlo de vista, porque estaba mar adentro.
El maquinista llamado Adam Buczynski, fue el que pudo rescatarlo y subirlo al barco.
Cuando se supo la historia del perro Baltic, muchos fueron los que quisieron adoptarlo y tenerlo como mascotas en su casa, pero todo fue inútil, él no quería irse con nadie.
Por más que le ofrecían cosas, Baltic no se daba con nadie, al contrario más bien huía de ellos.
Porque Baltic ya había elegido a sus nuevos dueños, a los tripulantes y científicos del barco Báltica, y a su nueva casa, el barco.
Ahora navega en el barco que le salvó la vida, como agradecido por ello.

Escrito por | 9 de Febrero de 2011 con 1 comentario.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Curiosidades y Noticias

Random Posts

Comentarios

  1. Perro rescatado en alta mar - Mini Fauna - 4 de Abril de 2011 | 23:28

    […] Ya todos saben lo que pasó el 11 de marzo en Japón, y las consecuencias del terremoto y posterior tsunami, fueron y siguen siendo espantosas, pero también ha servido para que cada pocos días, los rescatistas encuentren vida y les siga dando fuerzas para continuar. Cuando encuentran vida no importa que sea humana o animal, esa vida se suma al milagro japonés. A las tres semanas sobre el techo de una casa que se encontraba en alta mar y que venía del norte de Japón, de la ciudad de Kesenuma, de no muy lejos de la costa, se encontraba un perro con vida. En ese momento, un equipo de guardacostas, andaban sobrevolando los escombros y la basura, que estaba en alta mar, cuando vieron al perro. Es asombroso como un animal puede sobrevivir al terremoto, al tsunami y a tres semanas en alta mar, sin alimentos y con las inclemencias del tiempo. Cada vez que se encuentran con una vida, crecen las esperanzas de poder encontrar más vida entre las ruinas. El perro se asustaba con el ruido del helicóptero y se escondía entre los escombros y la basura que navegaba mar adentro,  que era movida fuertemente por las olas. Un equipo perteneciente a los guardacostas, descendieron para rescatar al animal y con la esperanza de que estuvieran sus dueños vivos, pero no había nadie con él. No fue fácil agarrarlo, pero al final lo lograron. Como el helicóptero se quedó sin combustible, al final lo rescató al animal un barco. […]

Deja una respuesta