Cortar uñas de gatos

Es muy importante comenzar a cortar las garras a los gatos desde pequeños, porque cuando son grandes dan más trabajo y si no está acostumbrado puede que sea peligroso.
Muchos han adoptado por llevar a su gato al quirófano, pero la mayoría se ha inclinado por cortarle las uñas semanalmente.
Las mascotas necesitan afilar sus uñas y por lo general lo hacen en los palos, pero también lo hacen rayando los muebles, las puertas, y otros.
Las garras no crecen todas con el mismo ritmo, por eso hay que revisarlas todas las semanas y cortar las que estén largas. En las patas traseras muchas veces no es necesario cortárselas tan seguido, porque crecen lentamente.
Al gato hay que sostenerlo en el hueco del brazo menos hábil, y sobre las piernas, o entre las piernas, según el tamaño del gato. Con la otra mano se sostiene la pata, y al presionar las almohadillas  salen las uñas. Hay que observar muy bien las uñas para no cortar la parte rosada que está pegada a la uña, porque le dolerá y sangrará mucho.
También se deben cortar los espolones, que los gatos los tienen sólo en las patas delanteras.
Los gatos para mantener sus uñas filosas tienen que sacarse las capas externas, para ellos se las muerden y se las rascan. Muchas veces se encuentran pedazos de uñas en los palos donde ellos se las afilan.
Se deben cortar las uñas con cortauñas especiales para mascotas, los de tipo guillotinas son las mejores, hay que procurar que tengan buen filo.
Los cortauñas que son más fáciles de manejar, son los similares a una tijera, con filo corto y en forma de gancho.

Escrito por | 1 de Marzo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Tecnología

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta