Solución para tortugas paralíticas

En el Hospital de Animales de Jerusalén, le solucionaron el problema a la tortuga de tierra, mascota Tzvika.
Tzvika sufrió un accidente y le quedó destrozado el caparazón y la columna vertebral, por eso quedó paralítica de las patas traseras, lo que le impedía moverse.
Pero en el hospital le fabricaron una silla de ruedas para que pueda moverse. Le adaptaron dos ruedas y se las adosaron al caparazón inferior del cuerpo de la tortuga.
Al comienzo la tortuga de tierra, rechazaba la silla de ruedas, pero poco a poco se ha ido acostumbrando y los veterinarios creen que con el tiempo podrá realizar una verdadera vida normal.
Pero hubo más tortugas mascotas, que no podían desplazarse, y también le han solucionado el problema, mediante la fabricación de sillas de ruedas.
Avara, una tortuga hembra que en el 2008 tenía parálisis en las patas traseras, le fabricaron algo parecido a un skate y se lo afirmaron a su cuerpo, lo que le permitió desplazarse con naturalidad.
Pero Avara no contenta con moverse, se convirtió en el zoológico en una rompe corazones, ya que atrae mucho al sexo opuesto. Hay una tortuga macho de 10 años de edad, que se siente atraído por ella.
Otra tortuga mascota accidentada fue Little Bit, que fue atropellada por un auto rompiéndole el caparazón y quedó paralítica de las patas traseras, como le pasó a Avara.
A ella el problema se lo solucionó su dueño, le pegó el caparazón con unas tiras de velcro, después de unos días comenzó a mejorar, pero no podía desplazarse.
Su apenado dueño le colocó unas ruedas de un avión de juguete y comenzó a desplazarse. El dueño dijo que su mascota  después de acostumbrarse hizo vida normal y se animó hasta ir al jardín.

Escrito por | 13 de Marzo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Reptiles y Salud animal

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta