El gato dominante en el hogar

Los felinos siempre pretenden subirse a un plano más alto que donde están las personas, así se sienten más potentes y tratan de dominar todo. Nunca se debe dejar a un gato subirse arriba de algo alto, porque es ahí donde el domina la escena, siempre hay que bajarlo inmediatamente. Es muy común ver a los gatos arriba de la heladera o de algún mueble alto y desde ahí mira todo sintiéndose dominador.
Cuando necesitan demostrar su poder, primero buscan un lugar alto donde ubicarse y desde ahí se sienten poderosos.
Los gatos sobretodo los machos que no están castrados, se vuelven agresivos y no respetan a las personas de la casa. Aunque muchas veces respetan a una persona y no respetan a las demás.
Para ellos es importante la persona que los alimenta, y la que juega con ellos, porque a los gatos hay que ganárselos de a poco, como si ellos fueran los dueños de casa.
Es muy importante darle órdenes con un tono de voz firme, sin ser agresivos, para que él sepa quién manda en la casa. Muchas veces cuando está la persona dominante hace caso y cuando no está, pasa a ser el gato el dominante y hace lo que quiere.
Los felinos en general y por supuesto los gatos se adueñan del lugar donde viven, y no les importa mucho de las personas. Cuando la familia cambia de domicilio, los gatos no se van y si lo hacen vuelven al lugar, no son fieles a las personas como los perros.
Ellos siempre buscan marcar su territorio, porque a la casa la sienten suya, hay que cuidarse, porque muchas veces muerden.
La manera más sencilla de hacer respetar al gato es bajarlo de los lugares altos inmediatamente.

Escrito por | 15 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Gatos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta