Gato noquea perro

Los protagonistas de esta historia son dos mascotas de una casa, una es un gato y la otra es un cachorro.
El gato tiene su lugar para descansar y le gusta disfrutar tranquilo de su siesta.
Al perro le gusta mucho jugar y no tolera que otro tenga la última palabra, pero el gato también tiene su carácter.
El gato no soporta que lo molesten cuando se dispone a descansar, pero el perro viene y lo acaricia, lo lame, le hace todo tipo de mimos, cosa que el gato no soporta más.
En primera instancia le da dos cachetadas en su cara, como para avisarle que está fastidiado por las molestias de su amigo, el perro.

Video

El perro vuelve a repetir sus caricias hacia su amigo el gato, no dejándolo tranquilo, el gato se lo quiere sacar de encima e indicarle que a esta hora no quiere que lo fastidien.
El gato ya no puede más con un cachorro tan impertinente, y comienza a juntar todo su fastidio.
El perro también está enojado con el gato que no se deja acariciar y le grita en el oído.
Mejor que el cachorro nunca hubiera hecho esto, porque colmó la paciencia del gato y le dio un fuerte manotazo en el mentón.

El gato con todo su fastidio con ese manotazo noqueó al perro. El perro cayó como fulminado, quiso levantarse pero no lo logró.
A partir de ese momento, al gato que noqueó al perro lo pasaron a llamar Tyson.

Escrito por | 19 de Abril de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Curiosidades y Gatos y Perros

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta