Fábula del puercoespín

El puercoespín es un mamífero roedor, su nombre deriva de las púas que cubren su cuerpo, no tiene parentesco con los cerdos.
Los puercoespines también se cotizan como mascotas, y tienen su hermosa fábula con una linda y tocante moraleja o enseñanza.
En la Edad de Hielo, muchos fueron los animales que murieron y hasta se extinguieron por el frío.
Los puercoespines se dieron cuenta que solos se iban a morir de frío y decidieron unirse en grupos, para darse calor unos a otros. Así con su propio calor corporal, podían protegerse mutuamente, pero siempre hay un pero, al estar muy cerca uno de otros, se pinchaban con las espinas del otro y por no lastimarse decidieron no estar más juntos.
Pero al estar solos y no tener abrigo comenzaron a morirse congelados por grandes cantidades.
Así que tuvieron que optar, o estar solos sin lastimarse y morir, o volver a juntarse aunque se lastimaran. La única opción para no desaparecer de la tierra era estar todos juntos, aplicando la sabiduría trataron de aceptarse unos a otros.
De esta forma tuvieron que aprender a convivir con las pequeñas heridas que le hacían las relaciones muy cercanas, ya que lo más importante era el calor del otro.
Cuando entendieron que estando todos juntos podían sobrevivir, no tuvieron mayores problemas y sobrevivieron.
Moraleja: “La mejor relación no es aquella que une a animales o a personas perfectas, sino aquellas en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y a admirar sus cualidades”.

Escrito por | 26 de Mayo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Animales exóticos y Curiosidades

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta