Perros de montaña de los Pirineos

Estos perros de montaña de los Pirineos, son muy antiguos originarios de Francia, la primera vez que se los mencionó fue en el siglo XIV donde eran utilizados como guardián de los castillos. En la corte de Luis XIV fue cuando cobró más importancia como perro de compañía. Sus  ancestros pueden haber sido centroasiáticos o siberianos, porque se han encontrado fósiles en Europa, datados por el año 1800 y 1000 a.c.
Pero fue en el año 1897 cuando se establecieron las características de la raza, para fijarlas como estándar oficial.
Es una raza grande, fuerte, pero con movimientos elegantes, necesita hacer ejercicios. El pelaje es largo, denso y de color blanco, puede tener manchas grises o leonadas, en las orejas o arranque de la cola.
La cola va arqueada, y camina con un trote suave y armonioso.
Cambian el pelo una vez al año y es cuando necesitan cepillados más frecuentes. Es dueño de una mirada dulce y contemplativa. De carácter dócil, inteligente, se siente muy cómodo con los niños.
A los perros de montaña de los Pirineos los utilizaban en la montaña como guardianes de los rebaños, para evitar el ataque de los depredadores, de los osos y lobos.
Esta raza fue elegida por sus cualidades de guardián, y su poder de disuasión, son independientes, con iniciativa, muy dulces, llegan a proteger hasta con la vida a aquellos a los que cuidan, necesitan una educación que debe ser firme y autoritaria.
Pueden pesar hasta 57 kg, y a medir 70 cm de altura.

Escrito por | 10 de Junio de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Perros

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta