El gato Mau egipcio

En lenguaje egipcio, mau quiere decir gato, y se cree que tiene más de 3.000 años de antigüedad, ya era mascota en la época faraónica. Está bien documentado en distintos grabados y en otras manifestaciones del arte egipcio, que el Mau egipcio era considerado sagrado, también los han encontrado momificados.
Sobre el origen se cree, que procede del altiplano africano, pero fue Egipto que lo adoptó.
Cleopatra siempre estaba acompañada con un Mau.
A pesar de su antigüedad, recién en el 1960 llegó este gato a Europa, la princesa Natalia Troubetskoye lo llevó a Italia.
También se ha dicho que la raza de Mau Egipcio es la única que posee manchas en su pelaje, que es muy fino, sedoso, brillante, y corto bien pegado al cuerpo.
Esta raza tiene sus colores fundamentales, plateado con manchas azules, bronce con manchas color café,  gris con manchas color negro y amarillo con manchas marrones o grises. En la frente se les forma una M.
Es un felino de tamaño mediano, sus patas traseras son más alargadas y finas que las delanteras.
Su carácter es muy calmado, cariñoso, le gusta mucho estar en la compañía de sus dueños, es reservado con los extraños.
El hocico no es puntiagudo como el de otros gatos, sus ojos son grandes, almendrados, algo achinados y de distintos tonos de verde. No tiene problemas para vivir en un apartamento, pero se tiene que hacer una escapada cada tanto, para poder cazar.
No necesita cuidados especiales, sólo cepillarlo, y bañarlo cuando lo necesite, lo que si hay que cuidarlo del frío y de los cambios bruscos de temperaturas.

Escrito por | 28 de Julio de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Gatos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta