El curioso Okapi

El Okapi es un mamífero, rumiante, que se parece a una cebra y tiene elementos de ella, pero también se parece a un caballo, también tiene elementos de él y es pariente de la jirafa. Se lo llama un fósil viviente.
Como viven en un hábitat muy alejado, muy complicado, casi no es conocido, hay pocos estudios sobre su morfología y sus costumbres. Los pocos datos que se tienen son los obtenidos de los Okapis en cautiverio o semicautiverio.
Vive cerca de las corrientes de agua, en bosques muy densos de la selva de Ituri,  limítrofe entre la República Democrática del Congo y Uganda.
Son animales solitarios, aunque se sabe que a veces viven en pareja por un tiempo.
La gestación de la cría dura entre 14 y 15 meses y nace sólo una cría que pesa 16 kg, se cría muy rápido durante las primeras semanas, llegando cuando son adultos a parecer una jirafa pequeña, a pesar 275 kg, a medir 2 metros de longitud y 1,5 de altura.
Es una especie de jirafa y es semejante a las primeras jirafas del período Mioceno, de hace 5 a 23 millones de años.
Su lengua es larga y prensil. El color del Okapi es combinado, la mayor parte es castaño rojizo, los glúteos y las patas son de color blanco con rayas negras, parecido a las cebras, el vientre es negro. Tiene dos cuerno es su cabeza.
Son herbívoros y pueden comer hierbas que son venenosas para el hombre.
Los Okapis no son animales en peligro de extinción, pero sólo quedan entre 10.000 y 20.000 animales, es preocupante como se destruye su hábitat y como la caza no está reglamentada, cada vez quedan menos.

Escrito por | 29 de Julio de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Animales exóticos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta