Consejos para tomarle la temperatura al gato

En forma casera la gente se guía por distintas manifestaciones pero rara vez le toman la fiebre con un termómetro.

Los métodos caseros en realidad no son para guiarse porque no son científicos, como tocarle las puntas de las orejas para saber si están muy frías o calientes, tocarle el hocico si está seco o muy caliente, tocarle el cuerpo para saber si está caliente.

Al gato se le toma la temperatura en forma rectal, pero para llegar a ello lo mejor es comenzar con esa tarea desde pequeños.

Lograr poder tomarle la temperatura con un termómetro de mercurio es muy difícil. La  zona anal es muy delicada y a ellos no les gusta que se la toquen, además al termómetro se lo debe dejar 3 minutos. Pero ahora están los termómetros digitales que requieren menos tiempo con sólo 1 minuto alcanza, para introducirlo se debe untar con vaselina o con aceite vegetal.

La temperatura normal de un gato adulto oscila entre 38,3º C y 39º C, si es un gato pequeño puede tener hasta 39,5º C.

Pero si tiene baja la temperatura, menor a 38º C no hay que perder tiempo y llevarlo al veterinario porque también es peligroso.

Es muy importante que se sepa que temperatura tiene el gato cuando está sano y saber sus variaciones, desde luego se le debe controlar la temperatura cuando está enfermo, así se puede saber dentro de que enfermedades está comprendido en ese momento.

Siempre se debe controlar la temperatura antes de darle las vacunas o de una intervención quirúrgica,  o de otro acontecimiento.

Escrito por | 18 de septiembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta