Cuando el perro está envenenado

El envenenamiento del perro muchas veces se puede evitar, hay que sacar del alcance de los perros todos los productos tóxicos que hay en el hogar, lo fundamental es prevenir.
Hay algunos tóxicos que son fulminantes y otros no, por eso es muy importante saber que fue lo que ingirió la mascota y llevársela al veterinario para que pueda aplicar el antídoto correspondiente. Pero lo principal es no perder tiempo, para evitar que el veneno actúe.
Los síntomas más frecuentes cuando un perro está envenenado son  vómitos, dolores fuertes, hemorragias, dificultades en la respiración, espasmos musculares. Es importante que el animal esté cómodo, tranquilo, con la temperatura adecuada, y no aplicar remedios caseros. Ante cualquier sospecha hay que llevarlo al veterinario o que el veterinario venga al domicilio a atender al perro.
Los envenenamientos son accidentales o producidos por el hombre, así como se cuida al perro en el hogar, también hay que tratar que no se escape a la calle o que coma algo que encuentre cuando se lo saca de paseo.
Los productos que pueden ingerir por accidente son insecticidas, detergentes, raticidas, también se pueden intoxicar con chocolates, bolitas de naftalinas, paracetamol, enjuague bucal y algunos más.
Cuando es el hombre el que envenena al perro, casi siempre es más grave, ya que por lo general usan estricnina, u otros venenos fuertes, productos casi siempre letales. Este veneno actúa en forma muy rápida, por lo que no se puede perder tiempo, y muchas veces cuando se ve al perro afectado ya es tarde.
La estricnina produce angustia, se pone muy excitado con el contacto de la luz o los ruidos, tienen dificultad respiratoria, luego sigue con vómitos, y termina asfixiando al perro.

Escrito por | 20 de Septiembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Tecnología

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta