El síndrome de hiperestesia en los gatos

El síndrome de hiperestesia en los gatos se manifiesta con la agresión en forma espontánea. Para evitar en gran parte este mal, es muy importante que el gato no esté estresado.
El síndrome de hiperestesia se da con más frecuencia en los gatos orientales, en las razas siamés, himalaya, birmano, y abisinio. Esta enfermedad es más frecuente entre 1  y 4 años. El síndrome de hiperestesia parece no tener una causa conocida y la agresión se conoce como idiopática.
El síndrome de hiperestesia se manifiesta de tres maneras distintas.
La piel ondulante, es cuando disfruta mucho de su cola, y de la parte baja de su espalda, pero en casos muy graves el gato se automutila.
Cuando el gato tiene agresiones inexplicadas. El gato está amigable, muy tranquilo, queda alegre cuando lo atienden  y de pronto, se pone muy agresivo.
La tercera manifestación son las convulsiones. Las convulsiones son un episodio de actividad anormal del cerebro, que se manifiesta como una actividad motora incontrolada,  los investigadores creen que el estrés desarrolla ataques de pánicos, y trastornos obsesivos-compulsivos.
Si se sospecha que la mascota felina tiene el síndrome de hiperestesia, hay que llevarlo al veterinario para que le haga estudios neurológicos.
Cuando se sabe que el gato sufre esa enfermedad se pueden evitar los golpes fuertes, los aplausos fuertes, y otras cosas que los sorprenda y los pueda sobresaltar.
Los gatos como las personas responden a tratamientos contra las convulsiones,  ansiedad, y depresión, enfermedades que actúan sobre el cerebro del animal.

Escrito por | 29 de Septiembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Gatos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta