Los pelos de las tarantulas

Las tarántulas aunque asustan por su tamaño y su aspecto no son peligrosas por su mordedura.
La mordedura de una tarántula se asemeja con una picadura de una avispa, la toxina introducida no es peligrosa y esa sensación se pasa a las pocas horas.
Las tarántulas americanas tienen unos pelos especiales en el abdomen, “parches”.
Cuando la tarántula es molestada se defienden lanzando los pelos al aire, ella se frota con las patas esa zona del abdomen y despega los pelos. Esos pelos urticantes cuando entran en contacto con la piel producen como una irritación, que es más fuerte cuando se pone en contacto con los tejidos más sensibles como las mucosas.
Existen varios pelos urticantes, incluso una tarántula puede tener varias clases de pelos urticantes distintos.
Los pelos urticantes números I, III, IV, y VI, son livianos, pequeños y aerotransportables. Estos pelos tienen una evolución no común, ya que pueden estar dos clases de pelos en un mismo animal, ello hace pensar que los pelos urticantes no tengan un origen común.
Los pelos urticantes del tipo II, son grandes y pesados, estos pelos la tarántula no los desprende ni los lanzan sobre la presa, ella misma aproxima su abdomen y pincha con esos pelos y los incrusta. Estos animales especiales que tienen los pelos urticantes del tipo II son arborícolas.
Es muy importante saber algo sobre las distintas clases de arañas, para no confundir una inofensiva araña, de otra que pueda tener una alta dosis de veneno.

Escrito por | 26 de Octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Tecnología

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta