Los gatos negros en Halloween

Desde el antiguo Egipto a los gatos se los identificaban con los dioses, y estaba prohibido matarlos, cuando un gato moría sus dueños se afeitaban las cejas como señal de duelo.
En el 3.000 a.c. se cree que fue cuando se comenzaron a domesticar a los gatos en Egipto.
Esa adoración pasó luego a la Europa Medieval, después surgió el gato negro como mascotas de las brujas, y su empleo en las brujerías.
La superstición de que si se cruzaba un gato negro por delante de la persona era augurio de mala suerte ha llegado hasta los días de hoy. En las épocas antiguas se creía que si andaba un gato negro era porque la bruja estaba cerca.
Los celtas decían que las brujas usaban los gatos negros de asistentes, sirvientes, mensajeros, o secretarios. También decían que muchas veces los gatos negros eran personas que con un conjuro las habían transformado en gatos negros para doblegar su voluntad y sirvieran a las brujas. Ellos creían que los ojos de los gatos representaban las puertas que los llevaban al reino de las hadas.
Para los antiguos griegos al gato lo creó Artemisa diosa de la caza, para ridicularizar a su hermano Apolo que había creado al león para asustarla.
Pero otra leyenda dice que los egipcios no permitían que los gatos fueran vendidos o regalados, eran exclusivos de ellos, pero los griegos robaron una pareja y de ahí pasaron a  toda Europa.
Los gatos negros, vivían muy cómodos hasta que la iglesia a mediados del siglo XIII comenzó a perseguirlos por creer que eran símbolos del diablo o que las brujas se encarnaban en su cuerpo, y por ello  mataron muchos miles de gatos.

Escrito por | 31 de Octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Curiosidades y Gatos

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta