Entrenamiento del Schnauzer gigante

El perro de la raza Schnauzer gigante tiene cualidades psíquicas extraordinarias para el trabajo, posee resistencia, potencia y equilibrio.
Para adiestrar a cualquier animal hay que comprenderlo y conocerlo.
El Schnauzer desde cachorro pequeño debe permanecer el máximo tiempo posible con su dueño, para crear una relación afectiva, ya que busca el contacto humano obsesivamente. Hay que saber bien a quién se entrega al cachorro para su adiestramiento, porque en manos no expertas puede tornarse peligroso y exaltarle las cualidades agresivas.
Las personas deben saber que para tener un perro de defensa, se debe ser de carácter muy equilibrado para obtener muy buenos resultados.
El adiestramiento adecuado debe comenzar a los siete u ocho meses, se debe comenzar con juegos, con la pelota, con un trozo de tela, para que comience a morder y demás, pero todo con paciencia porque no es una empresa fácil.
Se debe realizar un plan escrito sobre las primeras frases para iniciar la defensa, ya que ellas serán muy importantes y delicadas, ya que eventuales errores cometidos en ellas compromete seriamente los resultados.
El Schnauzer gigante obedece y defiende al dueño cuando se ha creado el vínculo afectivo. Por lo general el mandarlo a la escuela solo no siempre es bueno, debe compartir el adiestramiento con su dueño.
Se aconseja que sea su propio dueño quién bajo la supervisión del guía sea el que trabaje con su perro. El guía debe saber enseñar al dueño del Schnauzer gigante como enseñarlo.
Los Schnauzer gigante son perros de defensa pero no de presa, hay que enseñarle a morder y a aguantar la mordida.
El enseñarle a morder la manga, a ladrar al figurante, no es para hacerlo agresivo, sino todo lo contrario, es para hacer de él un perro seguro y controlado.

Escrito por | 29 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Consejos y Perros

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta