Los perros Sheltie

Las islas Sheltie al norte de Escocia, eran muy visitadas por barcos comerciantes, balleneros, y pescadores, que venían con sus perros. Se cree que ellos contribuyeron con la consolidación de la raza de perros Sheltie. También se dijo que un perro se escapó de un barco y se quedó en la isla.
Su primera y principal función fue la de cuidar los cultivos, de los pequeños agricultores del ganado hambriento que se comía todo. Los granjeros no precisaban animales grandes, ellos preferían a los perros pequeños, ágiles, fuertes y de pelo muy resistente.
Ese primer Sheltie después de varias cruzas, fue el que fijó los caracteres de la raza Sheltie.
Se creía que pertenecían a la raza collie, pero en miniatura, porque son muy parecidos, pero después de estudiarlos se vio que no era una raza enana, ya que sus proporciones guardan armonía.
Los perros Sheltie tienen doble manto, por ello es que pelecha más que otros perros. La capa  de abajo, tiene pelo corto, suave, espeso y sirve para aislarlo del calor y del frío. La capa exterior es de pelos largos, lacios y ásperos, y  son repelentes al agua.
Necesita un cepillado dos o tres veces por semana y más en tiempo de muda.
Son muy buenas mascotas, pero para que sea amigo de los niños se debe criar con ellos, no es lo mejor traerlo ya criado.
Es un perro pastor y le encanta que lo mantengan ocupado, son muy vigilantes, y les gusta jugar, vivir en familia, sufren mucho si tienen que vivir en una perrera.
Entre sus enfermedades, pueden ser portadores de la “enfermedad de Von Willebrand”, que se manifiesta con hemorragias hereditarias.
Si están nerviosos es signo de que no han hecho el ejercicio necesario.

Escrito por | 16 de Enero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Perros

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta