Niños autistas y caballos

Hay muchas familias que han recorrido muchos centros especializados para tratar niños autistas y no han conseguido buenos resultados, a veces pequeñas mejorías, pero cuando se han acercados a la equinoterapia han visto muy buenos resultados.
Aquí el caballo pasa a ser la mascota del niño y los dos pasan a ser muy buenos amigos.
Hay un libro escrito por el padre de un niño autista llamado “El niño y los caballos”, que cuenta como su hijo se relacionó con los caballos.
Este padre era amante de los caballos y se apartó de ellos para evitar que su hijo autista se pudiera lastimar, pero él comenzó a relacionarse con una yegua de un vecino. Ahí fue que el padre vio como se entendía y se comunicaba con ese animal, cosa que no lo hacía con nadie ni con sus propios padres.
Al ver eso decidieron viajar a Mongolia donde la relación del hombre y el caballo es muy intensa. A partir de esa experiencia los resultados se comenzaron a ver, para un niño autista que pueda cabalgar solo, es un avance muy grande.
También mejoró su incontinencia urinaria, disminuyeron las rabietas y comenzó a hacer amigos.
Los amantes de los caballos dicen que el relacionamiento de los niños de capacidades diferentes y los caballos es asombroso, “que en algún lugar incomprensible para nosotros, estos niños y los caballos se entienden a la perfección”.
Este caso se dio en forma espontánea, pero hay centros especializados de “equinoterapia” en todo el mundo, donde los niños se acercan para sus secciones con los caballos, y son guiados por los técnicos, obteniendo excelentes resultados, incluso han llegado a participar en los desfiles patrióticos, junto a otros jinetes en forma maravillosa.

Escrito por | 17 de enero de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta