El Hamster inmantado

El  hámster es un roedor al que le crecen constantemente los incisivos, necesita un hueso como fuente de calcio y para desgastar sus dientes, así lo roe y no roe los barrotes de la jaula.
Los niños aman mucho a sus mascotas y si son hámster más aún.
Cuando Kate y su familia habían pasado un día de vacaciones, el hámster se quedó solo y como es muy travieso hizo de las suyas.
Cuando llegó Kate encontró a la mascota de sus hijos en una actitud no habitual, estaba pegado a los barrotes de la jaula en el aire, sin sostenerse de nada. La sorpresa invadió a la familia, no sabían que le pasaba a Smurf que así se llama el hámster, y no salía de esa posición, no se despegaba por nada.
Kate comenzó a acariciar a Smurf y encontró un bulto redondo que antes no lo tenía, pero no sabían que era. Al mismo tiempo vio que el muñeco del Hombre Araña estaba allí y sacó la conclusión que se había comido el imán del juguete de los niños. La señora poco a poco logró sacar de esa situación a su hámster, al observarlo vieron que estaba bien pero al tener el imán en su interior los preocupaba. Rápidamente lo llevaron al veterinario de una de las clínicas veterinarias de la zona, el doctor dijo que nunca había tenido una experiencia similar, que lo observaran.
Como estaba bien y así siguió, sus dueños lo observaron varios días hasta que Smurf expulsó el imán en forma natural.
Cuenta la señora que guardaron el imán en una caja, para que sus hijos cuando sean grandes lo muestren y puedan contar la historia, esto sucedió en Northamptonshire en el Reino Unido.

Escrito por | 21 de abril de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta