Cangrejo ermitaño con caparazón de Lego

Harry es un cangrejo ermitaño que vive en el Parque de Legoland de Windsor en Inglaterra, en el área de descubrimiento inusual de Gran Bretaña, y últimamente ha pasado a ser una de las máximas atracciones.
Los cangrejos ermitaños son crustáceos, tienen la parte delantera cubierta con un exoesqueleto rígido, pero tienen el abdomen más blando que los demás cangrejos. Ellos necesitan protegerse y para ello se introducen en la concha de un caracol, o toman la concha de un molusco muerto (tanatocresis).
A medida que el cangrejo va creciendo va abandonando ese caparazón y rápidamente busca otro, ya que si no se protege corre peligro su vida. Muchas veces luchan entre ellos por una concha adecuada.
Harry vive en la zona donde hay una diversidad de vida marina. El cangrejo ermitaño rechazó todo tipo de caparazones que se le brindaron, no se sintió cómodo con ninguna y si no se protegía tenía pocas posibilidades de seguir viviendo.
El cuidador del acuario Riley explica como son los cangrejos ermitaños, y como se adaptó a su nueva casa.
La casa se la hicieron con ladrillos de Lego de color amarillo, azul y rojo.
Los ladrillos Lego son muy usados por los niños pequeños en los Jardines de Infantes o en sus casas para realizar distintas construcciones.
El cangrejo Harry ahora tiene ventajas sobre los otros cangrejos cuando compitan por la atención de la hembra. También se puede conseguir buena atención para crustáceos con veterinarios Gijón.

Escrito por | 28 de Abril de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Curiosidades

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta