La castración animal

La castración no tiene porque provocar problemas en el animal, pero hay que cuidarlo adecuadamente. El animal castrado tendrá beneficios y nunca presentará problemas, mucho se dice que tiende a volverse obeso, pero eso no es cierto. La castración es uno de los mejores métodos para controlar la natalidad de los animales. Porque si cada seis meses entran en celo, son dos camadas de cachorros por año, multiplicados por la cantidad de caninos que hay, ningún país puede albergarlos.
La castración se puede hacer tanto a los perros machos como a las hembras, es una intervención quirúrgica que no presenta problemas pos-operatorios, el mismo día puede volver a la casa. Los dos o tres primeros días puede estar un poco decaído y no tener ganas de comer, pero eso es normal. El animal debe estar en muy buenas condiciones higiénicas para evitar infecciones, igual que su cama y el lugar donde estará pasando el pos- operatorio.
La edad adecuada para castrar a una perra es a los 6 o 7 meses, antes de su primer celo. El animal tiene que tener 12 horas de ayuno para la operación, que se realiza con anestesia general.
A la perra se le sacan los ovarios y el útero, así se evitará los celos cada seis meses, la gestación y después tener  perros no deseados, que muchas veces no se tiene lugar para tenerlos. Así se evitan las infecciones de útero y otras.
A los machos se les puede hacer la orquiectomía que es la extirpación bilateral de los testículos o la vasectomía donde el animal mantiene el interés sexual por la hembra pero no puede procrear.

Una buena castración se puede realizar con  los veterinarios en Badajoz.

Escrito por | 28 de abril de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta