Funerales budistas para mascotas

Muchas mascotas tienen funerales budistas para abrirles el camino a la reencarnación. Este funeral es el de Bisho un perro de la raza Golden Retriever que vivió 15 años con una familia y lo sentían como uno más. Al funeral asisten 10 o 15 familiares de la familia con cara compungida mientras el monje budista en el templo That Thong de Bangkok, recita  mantras de pali, que los asistentes repiten tomados de la mano.
Tal es el amor por la mascota que con el calor, el cuerpo de Bisho comienza a despedir olor pero igual es acariciado y besado.
El cuerpo de la mascota lo van a incinerar en una cámara especial, para arrojar las cenizas al río Chao Phyraya. La cámara tiene forma de casa de perro de color azul, con un sistema especial de eliminación del humo, para evitar el efecto invernadero. Afuera le pusieron un plato con manzanas que era la comida predilecta del can.
Esta empresa dijo que realiza de 30 a 60 funerales mensuales, pero otras empresas también realizan funerales de mascotas en otros templos budistas.
Entre las mascotas a las que le realizan este tipo de funeral se encuentran canes, gatos, reptiles, aves, monos, peces, serpientes, tortugas y erizos. El costo de las exequias, con cajón, incineración y viaje hasta el río cuentas desde 3.000 (75 euros) a 10.000 bath (250 euros).
Indra la madre de la familia dice “Antes no podía ver a los animales porque les tenía miedo, pero todo cambió cuando acogimos a Bisho con sólo dos meses, es interesante como cambió mi perspectiva de los animales”.

Escrito por | 17 de Mayo de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Curiosidades

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta