Una balsa de hormigas

Es increíble pero las hormigas rojas forman una balsa para poder flotar sobre el agua y así desplazarse sobre ella. Esta balsa es el ejemplo de lo que pueden hacer las cooperativas.
Este estudio lo realizó el Instituto de Tecnología de Atlanta, Estados Unidos y la  investigación se publica en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
Esta técnica les permite sobrevivir a las inundaciones, ellas se unen unas a otras y logran construir una plataforma resistente al agua y así logran desplazarse sobre el agua. Para comprobarlo el equipo de David Hu arrojó grupos de 500 a 8.000 hormigas rojas al agua y a los pocos minutos ya habían formado una plataforma, una balsa, y se estabilizaron en el agua. La mitad de la colonia estaba sumergida para mantener al resto a flote, pero el aire atrapado que queda bajo de la plataforma es lo que no deja que estas hormigas mueran. También pensaron que ese aire atrapado les permitía flotar. Las hormigas rojas se agarran entre si con las mandíbulas y las pinzas, así forman una trama como las de las telas impermeables al agua.
Cuando los científicos sacaban las hormigas una a una, las del fondo se mueven para mantener el grosor en la mitad de la balsa. Los investigadores creen que las hormigas del fondo saben cuantas son las hormigas que están caminando sobre el agua. A las hormigas de los costados  las otras hormigas las agarran, y todo funciona en forma de cooperativa.

Escrito por | 18 de mayo de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta