Un compañero para nuestra mascota

Siempre es bueno que la mascota tenga un compañero para compartir el tiempo que permanece solo en la casa. El problema a solucionar es cuando se puede traer el segundo animal a la casa, pero a veces la otra mascota aparece sin ser buscada.
Criarlos a los dos juntos los hace que sean buenos amigos, pero hay que enseñarles todos los hábitos a los dos en forma individual.
Los veterinarios aconsejan traer a la segunda mascota cuando la primera ya tiene todos los hábitos adquiridos en la casa, así ella se los enseñará a la otra.
Lo primero que se debe hacer es estudiar a la mascota de la casa, para saber cual será la mejor mascota para incorporarla a la casa.
Tener dos machos juntos muchas veces trae problemas, porque ellos pretenderán ser dominantes y se pelean. Si son dos hembras es peor porque ellas son muy posesivas, con las cosas y con sus dueños.
Lo mejor es tener dos perros de distinto sexo, pero hay que tener presente separarlos en el momento del celo o de lo contrario esterilizar por lo menos a uno.
Otro factor importante es el tamaño, tener dos perros grandes es complicado, cuando uno es grande y el otro es muy pequeño puede traer problemas. Los estudiosos del tema aconsejan que sean los dos pequeños o de lo contrario que el segundo sea más pequeño pero no tanto.
También hay que tener presente el carácter de la mascota, la combinación de uno tranquilo y el otro más nervioso puede servir.
Siempre el perro dominante debe seguir siéndolo y que no se sienta desplazado.

Escrito por | 4 de junio de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta