La vida en los desiertos Mexicanos

En México las zonas desiertas ocupan el 52 % del territorio. Desde hace miles y miles de años, en el desierto hay vida, muchos vegetales y muchos animales han logrado adaptarse a las condiciones extremas y han podido conseguir comida y obtener agua de los lugares más insólitos. Las temperaturas son extremas, de noche puede haber temperaturas congelantes bajo cero y de día pueden pasar los 40º C.

En el desierto hay mariposas que se alimentas de las flores, insectos, roedores, aves, coyotes, víboras, también hay peces, lechuzas y otros animales, como en todos los lugares hay una cadena alimenticia, donde todos sirven de alimento a todos.

Los animales tienen distintas técnicas para conservar el agua y regularizar la temperatura. Para ello realizan la mayoría de sus actividades en horas de la noche, del amanecer y al atardecer, obtienen el agua de los cactus, de otras plantas o de los otros animales que cazan. Muchos de los animales que habitan el desierto lo hacen en forma momentánea, ya que son animales migratorios.

El Corre Caminos vive en las zonas desérticas, en lugares de escasa vegetación llamados chaparrales, se alimentan de insectos, alacranes, víboras, lagartijas, huevos de otras aves y de algún roedor.

Los cactus no sólo proporcionan agua sino que es el lugar adecuado para que los animales, hagan sus nidos.

Otra manera de no perder agua es la remoción del agua de sus eses ante de ser evacuadas, y la eliminación de la sal por glándulas nasales en vez de por el orín.

Escrito por | 30 de Enero de 2010 | 1 comentario
Curiosidades.

Animales que detectan terremotos

Los animales pueden oír la voz de la tierra, el hombre no puede percibir esa voz, tendría que crear un oído electrónico de altísima fidelidad que lograra escuchar y ampliar las señales acústicas que vienen del interior de la tierra.

En general todos los animales cambian sus costumbres y se los ve nerviosos antes de un sismo. Ejemplo de conductas de animales antes de un sismo:

Los gatos son los primeros en huir ya que poseen un elevado sentido de percatar las vibraciones.

Las aves migratorias se van volando si el magnetismo se altera.

Los peces gatos saltan como enloquecidos, porque perciben las pequeñas corrientes eléctricas, que circulan por el sustrato antes del sismo. Los tiburones nadan hacia el fondo del mar a penas perciben cambios de presión que anteceden al fenómeno.

Los perros, aúllan antes de un sismo, unas horas antes se muestran inquietos, comienzan a moverse en forma nerviosa y ladran sin cesar, luego se escapan y corren sin parar.

Los caballos relinchan y patean de una forma especial ante los terremotos.

Los ciervos se acuestan en el suelo y luego se levantan bruscamente, lo hacen repetidas veces.

Las serpientes abandonan el nido aunque sea en pleno invierno y estén hibernando.

Las ratas que son animales nocturnos aunque sea de día salen y se pasean por la casa o los patios.

Hay algo digno de estudio es que en el 2005 en el Parque Nacional de Yala en la costa oeste de Sri Lanka, no se encontró ningún animal muerto, luego del terremoto y tsunami, todos huyeron y se pudieron poner a salvo, las aves volaron en bandadas, los elefantes fueron hacia las montañas, lo búfalos y los ciervos los siguieron.

Todos se preguntan, ¿Percibieron los animales el peligro mucho antes?, ¿Qué señal les llegó para ponerse a salvo?

Escrito por | 18 de Enero de 2010 | 4 comentarios
Curiosidades.

San Valentín y el amor entre animales

Antes que nada les deseo a los amantes de los animales un feliz día de San Valentín y a nuestros queridos animalitos ellos a su manera también aman.

Muchos de ustedes dirán que tiene que ver San Valentín con los animales pues yo creo que de alguna forma u otra si lo tienen en algunas cosas se parecen mucho a los seres humanos y en otras nosotros deberíamos parecernos a ellos.

Los científicos han investigado muchas cosas sobre el amor animal y han llegado a entender a través de estas investigaciones el amor de los humanos.

Hay otro tipo de amor muy noble y que no tiene nada que ver con el amor romántico pero que si tiene que ver con los animales, es el que hace que personas ancianas o solas le encuentren un sentido a su vida.

Dándole la posibilidad de tener un animal al cual cuidar y  compartiendo tiempo y cariño mutuo, el animal depende de su dueño para vivir logrando que esta persona se sienta útil a la sociedad.

Algunos piensan que entre los animales no hay amor y que su función es sólo la de reproducirse, son teorías y quizás sean ciertas pero los que amamos a los animales y tenemos mascotas sabemos muy bien que pueden expresar su afecto a veces de las formas más tiernas y mas seguido de lo que podemos pensar.

En honor a todos los animales y a sus dueños como regalo de San Valentín les dejo estas tiernas imágenes  muchas felicidades.

Escrito por | 13 de Febrero de 2009 | 0 comentarios
Consejos.