Los niños y los peces.

Muchas veces los padres no dejan a sus hijos tener mascotas y después de muchos ruegos, les permiten tener una, y como les parece que dan poco trabajo, porque están ahí, no molestan, les permiten tener peces. Siempre, como pasa con todas las mascotas debemos informarnos sobre cual es el pez que debemos tener.  Ellos también tienen su encanto y poco a poco se van ganando un lugar importante en el hogar. Sentimos necesidad de aprender algo más sobre ellos. Al mirar nuestra pecera y compararla con la de los acuarios, cuando vamos a comprar sus alimentos, nos da una sensación de que no estamos haciendo las cosas bien.

Hay pecera chicas que pueden ser redondas, de vidrio, debemos pensar en material plástico, sobretodo si la van a limpiar los niños. Poco a poco va surgiendo la idea de montar un acuario completo. Ahí  podemos observar sus juegos, alimentación, danzas, y ahí pasa a ser nuestra mascota, con la cual pasamos horas mirándola nadar, como nos tranquiliza. Como todo ser vivo también se enferman y tenemos que ponerlos en tratamiento. El acuario es algo pesado debemos pensar bien donde lo vamos a poner, de que tamaño, si va a llevar filtro. En la base queda muy hermoso colocar piedras grandes y de multitud de colores, que compramos en las tiendas para peces, siempre muy bien lavadas, plantas naturales o no.  Fundamental es el agua a usar, tiene que tener neutralizado el cloro con productos adecuados, o cuando no tenemos los productos podemos dejar el agua en recipientes veinticuatro horas para que se vaya el cloro y después usarla. Cuando nos vamos de vacaciones si son pocos días, no hay problemas, ya que la tarea se realiza cada varios días. Cuando son más días ya tendríamos que dejar aparatos instalados para que funcionen  automáticamente y una persona que venga cada unos cuantos días para saber si todo funciona bien. A nuestras mascotas no las podemos llevar con nosotros.

Escrito por Rasge | 13 de Enero de 2009 | 3 comentarios
Peces.