Los gatos y las guerras

Se cree que hace más de 5000 años que los gatos fueron domesticados y han pasado a complementarse con el hombre. Los gatos controlan a los roedores y el hombre les proporciona  alimentos.

Los egipcios se negaban a vender a los gatos por considerarlos sagrados, pero los griegos robaron algunos ejemplares y los llevaron a Europa.

Aunque sea poco creíble los gatos han tenido mucha participación en las distintas guerras importantes de todos los tiempos y han ayudado a distintas fuerzas armadas.

En la Segunda Guerra Mundial, tuvieron una participación decisiva. Los ingleses necesitaban la colaboración de los birmanos, los necesitaban por su posición estratégica, pero ellos no querían saber nada con los ingleses. Los japoneses tenían mucha influencia sobre los birmanos, todos los esfuerzos para que se aliaran con los ingleses eran inútiles.

Los birmanos creían en la divinidad de los gatos, tenían esa creencia muy arraigada. Un general inglés se puso a pensar como se podría aprovechar esa creencia de divinidad que tenían por los gatos y llegó a esta conclusión. Hizo pintar gatos blancos en todos los vehículos militares y comenzaron a pasearse por la ciudad. También trajeron muchos gatos blancos a vivir en las unidades militares, los trataban como a reyes y los birmanos veían todo eso.

Poco a poco comenzaron a ver todo ese despliegue con los gatos como una señal divina, y comenzaron a colaborar con los ingleses y dejaron de ser fieles a los japoneses.

Escrito por | 18 de Marzo de 2010 | 1 comentario
Gatos.

Juguetes para gatos

Los gatos son muy distintos a los perros, son independientes, no hay que sacarlos a pasear para que realicen ejercicios físicos, a veces pasan casi todo el día fuera de la casa explorando distintos lugares. Pero eso no quiere decir que no se ocupen de él.

Hay algunos gatos que no les gusta salir y pasan durmiendo en algún cómodo sillón, ello no es bueno para su salud, para los dos tipos de gatos hay distintos juguetes, para diversión y entretenimiento. Los gatos entretenidos y jugando son más felices. Hay juguetes para despertar la imaginación, para despertar el instinto de la caza y ayudarlos a tener mejor ánimo.

Los últimos modelos de rascadores, son como un pequeño gimnasio, tiene una parte para afilar las uñas, cuerdas, escaleras, lugares para subir y bajar, así ayuda a la mascota felina a pasar entretenida hasta que lleguen sus dueños para jugar con ella.

Los peluches son más económicos y son muy bien aceptados por los gatos, sobretodo los que tienen forma de ratón. Hay algunos que hacen un chillido como el ratón cuando los atrapa y se les hace real, quedan felices porque han cazado un ratón. Los peluches deben ser especiales para gatos, que no se rompan y se coman el relleno, que no sea muy chico y se los pueda tragar en cualquier momento. Las pelotas con cascabeles adentro, les dan mucha  alegría.

Hay juguetes que saltan y se los debe atrapar cuando están saltando. El plumero también gusta mucho, hay que tener cuidado con las bolsas, cosa que les gusta mucho para jugar que no se las vaya a tragar o se pueda enredar y hasta asfixiarse. Los juguetes siempre son para dar placer, con algunos se puede jugar junto con la mascota.

Escrito por | 26 de Enero de 2010 | 2 comentarios
Gatos y Regalos para mascotas.

Gatos del Antiguo Egipto

Los gatos han sido adorados en algunas civilizaciones, han tenido lugar fundamental en la mitología, religiones, tradiciones, costumbres. Odiados por otras, en distintas épocas de la humanidad, temidos, respetados por otras, se le han atribuido características defectos, virtudes propias del ser humano.

Los egipcios veneraban a la diosa Bastet con cuerpo de mujer y cabeza de gato, era la diosa de la fertilidad, del amor. Los momificaban para que acompañara a los faraones en su viaje al más allá. Los ciudadanos también los momificaban para enterrarlos junto a ellos, o lo enterraban en cementerios especiales para gatos. Eran venerados porque eliminaban los ratones de los graneros, cazaban pájaros para la mesa familiar, protegían la economía.  Se creían que  donde había gatos, había muchos hijos.

En Egipto había una ciudad de los gatos, allí se encontraron miles de gatos momificados. Aunque las leyes egipcias prohibían sacar los gatos sagrados, los marineros fenicios se los llevaban de contrabando, se vendían como cualquier tesoro del Oriente. Poco a poco había gatos egipcios por todo el Mediterráneo, se cree que los romanos fueron los que los introdujeron en toda Europa.

También por siglos han sido perseguidos de todas formas, odiados, identificados con el mal, la mala suerte por supersticiones. Se creía que eran brujas en cubierto, si se cruzaba un gato negro por delante era signo de mala suerte.

Es independiente por naturaleza, fiel a si mismo, responde a instintos básicos, gusta ser acariciado, consentido,  es amable, seductor, se aleja de noche en busca de aventuras. Fiel a la casa y no a sus amos, si sus amos se van, hay muchos casos que los gatos vuelven a su casa, aunque no viva nadie.

Escrito por | 30 de Junio de 2009 | 1 comentario
Gatos.