El Oso hormiguero

Es un mamífero originario de América del Sur, cuya principal característica es el hocico muy largo, el tronco tiene forma cónica, su boca está desprovista de dientes.

La lengua es muy larga, de forma cilíndrica, que segrega una sustancia viscosa que retiene a las hormigas y termitas que son su alimento, puede sobresalir 50 cm del hocico, con las garras rompe los nidos de las termitas.

El cuerpo del oso hormiguero está cubierto por un pelaje denso, cerdoso, muy largo, los colores van desde el blanco al negro, pasando por el gris, marrón rojizo, con dos bandas negras que van por los costados del cuerpo, desde el pecho hasta la cola, bordeada de una línea blanca, las patas terminan en unas largas uñas, la cola es larga, casi siempre  prensil.

Son animales pacíficos e inofensivos, andan solos, sus costumbres son casi siempre nocturnas, tienen muy buen olfato.

EL gran oso hormiguero o Tamandúa, puede medir de 1,2 a  2 metros  de largo y  60 cm de alto,  puede pesar 36 kg, llegan a comer 35.000 hormigas y termitas al día.

El oso hormiguero gigante está en peligro de extinción, porque se destruye su hábitat en forma muy rápida y no tienen tiempo de adaptarse a un nuevo hábitat, día a día por la deforestación ve reducido su espacio. Viven en las sabanas, montes abiertos, abras, selvas, bosques, pastizales, donde hay hormigueros, termiteros, tacurúes. La hembra da a luz una sola cría, a los 190 días del apareamiento, que puede ser en cualquier época el año, el bebé enseguida va a la espalda de la madre de tal manera que la franja negra de la madre y la del bebé se superponga así pasa camuflado y no lo ven.

Escrito por | 1 de diciembre de 2009 | 2 comentarios
Sin categoría.

El Oso Hormiguero

Es interesante conocer estos animales exóticos de los que sólo conocemos su nombre y poco más. El oso hormiguero es un animal mamífero que vive en centroamérica y sudamérica. Presenta una gran cola, largo hocico equipado con una lengua tremendamente larga y pegajosa con la que es capaz de comer 140 hormigas por minuto, aunque las termitas también forman parte de su alimento. Pese a su aspecto inofensivo sus garras son muy poderosas llegando incluso a poder pelear con animales como el puma.

En los últimos tiempos se está dando la extraña y peligrosa costumbre de adoptar un oso hormiguero como mascota siendo realmente peligroso debido a sus garras y a que este animal no está en absoluto acostumbrado al cautiverio. Sin contar que su descendencia es muy escasa y esta práctica contribuye a aumentar el peligro de extinción de este animal.

Escrito por | 16 de mayo de 2008 | 1 comentario
Sin categoría.